Inicio » Familia saludable » Cocinar en casa » La importancia

LA IMPORTANCIA DE COCINAR ALIMENTOS SALUDABLES EN CASA

Cuando prepara y cocina sus comidas en casa, tiene un mejor control sobre el contenido nutricional y todas las propiedades saludables que ofrecen los alimentos que come. ¡También puede ahorrar dinero!

Asimismo, es importante recordar que cocinar en casa puede transformarse en una importante ocasión para reunir más a la familia. Desde pedirle a los niños mezclar los ingredientes hasta poner y levantar la mesa todos juntos, la comidas se convierten en la oportunidad ideal para fortalecer los lazos familiares.

Continúe leyendo para obtener algunos consejos sobre cómo comer más sano en casa:



Elija carnes magras y carne de aves sin piel y prepárelas sin agregar grasas hidrogenadas y saturadas.

  • Los cortes más magros de la carne de res generalmente incluyen: solomillo, espaldilla, lomo y rueda. Elija las clasificaciones "choice" o "select" en lugar de "prime". Elija carnes molidas magras o extra magras.
  • Los cortes de carne de cerdo magra incluyen: solomillo o chuletas.
  • Antes de cocinar, quite toda la grasa visible de la carne y de la carne de aves.
  • Quite la piel de la carne de aves antes de comerla.
  • Elija con mayor frecuencia las carnes blancas cuando coma carnes de aves.
  • El pato y el ganso tienen mayor contenido graso que el pollo y el pavo.
  • Cocine las carnes y carnes de aves a la parrilla, en el horno o gratinador.
  • Las carnes de órganos, como el hígado, mollejas, riñón y cerebro, tienen un contenido muy alto de colesterol.
  • Disminuya el consumo de carnes procesadas con un alto contenido de grasas saturadas y sodio.

Consuma semanalmente al menos dos porciones de pescado.

  • La carne de pescado puede ser magra o tener abundante grasa; sin embargo, tiene igualmente un bajo contenido de grasas saturadas.
  • Estudios recientes indican que comer pescados que contienen ácidos grasos omega 3 (por ejemplo: salmón, trucha y arenque) puede ayudar a disminuir el riesgo de muertes por enfermedades de las arterias coronarias.
  • Prepare pescado horneado, gratinado, asado o hervido en lugar de rebozado en pan y frito.

Disminuya el consumo de alimentos que contienen aceites vegetales parcialmente hidrogenados para reducir las grasas hidrogenadas en su dieta.

  • Utilice aceites vegetales líquidos y margarinas suaves en lugar de margarinas duras o mantequilla.
  • Limite el consumo de tartas, galletas, galletas saladas, pasteles, muffins, dónuts y patatas fritas preparadas con grasas saturadas o grasas parcialmente hidrogenadas.

Disminuya el consumo de alimentos con alto contenido de colesterol dietario.

  • Intente consumir diariamente menos de 300 mg de colesterol.
  • Algunos alimentos comunes que contienen colesterol incluyen: huevos enteros (aproximadamente 200 mg por yema), mariscos (50-100 mg en ½ taza), carnes de "órganos" como el hígado (375 mg en 3 onzas) y leche entera (30 mg por taza).