Inicio » Corazón y alma » Mujeres como usted » Gloria: Preguntas y respuestas

CONOZCA A GLORIA BOISVERT

Gloria, una activa madre de dos hijos, pensaba que era acidez estomacal pero, pensando "más vale prevenir que curar", decidió visitar a su médico. Esa decisión le salvó la vida. Se le realizó una cirugía de corazón. La recuperación fue dolorosa, pero ahora lleva sus cicatrices como medallas de honor. Al contar su historia tiene la posibilidad de hablar abiertamente sobre las enfermedades del corazón con otras mujeres. "No importa quién eres o qué estilo de vida llevas, necesitas estar informada y hacer todos los cambios que puedas", dice.



Preguntas

&

Respuestas


P:

¿Cree que las mujeres latinas deben enfrentarse a retos físicos y/o nutricionales que influyen en su salud cardíaca y que afectan únicamente a la comunidad latina?

R:

Sí lo creo. En nuestra cultura nos gusta disfrutar de algunas comidas que no necesariamente son muy saludables.
Además, habitualmente llevamos un estilo de vida que se centra más en el bienestar de nuestras familias que en el nuestro propio.


P:

¿Alguna vez ha intentado sustituir los ingredientes de un plato típico latino para que resulte más cardiosaludable? En caso de que sí, ¿en qué plato y qué sustituyó?
(Ejemplo: usar yogur bajo en grasa en lugar de crema agria)

R:

Lo hago habitualmente. Me gusta comer un plato de arroz con frijoles que normalmente incluiría algún tipo de pollo frito. Uso arroz integral en lugar de arroz blanco y me he acostumbrado a añadir verduras frescas cortadas y sofritas junto con frijoles reducidos en sodio y salsa de tomate en lugar de jamón y sofrito procesado. Horneo o aso el pollo.


P:

¿Qué receta de familia le encanta pero sabe que no es saludable? ¿Hay alguna forma de hacer que resulte sana?

R:

Sigo intentando descubrir formas de que los platos típicos resulten saludables.
Los pasteles y el arroz con gandules acompañados de piel de cerdo asada son un plato típico para las ocasiones especiales.


P:

¿Cree que existe una gran conciencia entre las mujeres latinas sobre la seriedad de los riesgos cardiovasculares? ¿En qué medida piensa que su generación está más informada sobre la salud cardíaca que la generación de su madre?

R:

Culturalmente no creo que seamos tan conscientes de los riesgos como deberíamos.
Creo que no estamos del todo seguras de qué es una dieta saludable y de cuáles son las raciones más indicadas.
Vemos como nuestros familiares sufren afecciones tales como enfermedades del corazón o diabetes sin llegar a ser conscientes de que se pueden prevenir si optamos por introducir cambios.
Recuerdo que cuando era pequeña no debía quedar comida en el plato, sin importar si estaba saciada o no. Las verduras no son alimentos básicos de una típica dieta latina.
A nivel generacional poseemos más información que nuestras madres puesto que hay mucho más disponible a través de los medios de comunicación y de Internet. Sin embargo, tenemos que mejorar la aplicación que les damos a estos conocimientos.


P:

¿Cómo se enteró de que su salud cardíaca podía peligrar? ¿Qué le dijeron? ¿Notó algún síntoma?

R:

Empecé a sufrir de acidez estomacal. La acidez estomacal se agudizaba cuando hacía ejercicio o en situaciones de estrés. Un día me desperté por el dolor y fui al médico. Al informarle sobre mis antecedentes familiares de enfermedades del corazón, me derivaron a un cardiólogo.
El cardiólogo me hizo una prueba de esfuerzo. Tras varios minutos en la cinta mi corazón mostró irregularidades significativas, por lo que fui ingresada en el hospital. ¡Me sorprendió muchísimo! ¡Me sentía bien! ¡Ni siquiera era consciente de tener síntomas cardiacos!
En un plazo de 3 días me realizaron 3 procedimientos y me sometí a una cirugía de bypass para reparar 3 arterias obstruidas en el corazón.


P:

¿Cuál es el cambio más importante que ha hecho en su estilo de vida para ayudar a que su corazón se mantenga fuerte y sano?

R:

Puedo afirmar que mi dieta. Ahora leo las etiquetas de todo lo que como. Compruebo los niveles de sodio y de grasas en todo. Mido las raciones y periódicamente apunto qué como durante un determinado número de días. Compro la mayoría de los alimentos en la tienda de comestibles e intento evitar los alimentos empaquetados siempre que sea posible.
Hago ejercicio al menos 5 días a la semana. Lo tomo como cualquier otra cita de mi agenda. Una cita que tengo con mi bienestar y por el de mis seres queridos.


P:

Las familias latinas son conocidas por ser muy unidas y, a menudo, extensas. ¿Cómo encuentra tiempo para su familia, su trabajo y los ejercicios? Y, ¿cuál es su rutina de ejercicios?

R:

Ese fue uno de los retos más grandes. Intento compaginar mis sesiones de ejercicio con mis actividades familiares.
Mis dos hijos hacen deporte. Habitualmente llevo mi ropa deportiva y corro mientras ellos hacen deporte. También me he inscrito en el YMCA local,
que organiza actividades y juegos para los niños mientras yo hago ejercicios.
Los fines de semana salimos en bicicleta, vamos a parques, jugamos al frisbee o incluso a veces vamos a nadar juntos.


P:

¿Conoce su presión arterial y sus niveles de colesterol? ¿Cada cuánto los controla?

R:

¡Por supuesto! Me hago chequeos cada 3 meses más o menos debido a mi condición cardíaca.
Antes, me hacía una revisión física al año en la que me daban todas mis cifras.


P:

¿Qué consejo le daría a su mamá, hermana o mejor amiga para ayudarlas a evitar problemas cardíacos?

R:

¡Escuchen a su corazón! Si parece que algo no va del todo bien, no lo pasen por alto. Escuchen a ese 6º sentido que nos avisa de que algo no está bien.
Hagan pequeños cambios en sus vidas. Den paseos, usen las escaleras y modifiquen sus recetas para incluir opciones más saludables. Piensen en las raciones.


P:

¿Por quién "adopta el rojo"?

R:

Yo adopto Go Red por todas las mujeres. Todas nos merecemos la oportunidad de estar informadas para poder elegir las opciones que nos permitan estar presentes en las vidas de nuestros seres queridos.